Tipos de democracias

Clásicamente la democracia ha sido dividida en dos grandes formas: directa y representativa.

Democracia indirecta o representativa

Es aquella donde los ciudadanos ejercen el poder político a través de sus representantes, elegidos mediante el voto, en elecciones libres y periódicas.

La democracia representativa (también llamada democracia indirecta o gobierno representativo) es un tipo de democracia fundada en el principio de funcionarios electos que representan a un grupo de personas (el primero en acuñar el término «democracia representativa» fue Alexander Hamilton a finales del siglo XVIII para referirse al sistema de Estados Unidos) , a diferencia de la democracia directa.​ Casi todas las democracias occidentales modernas son tipos de democracias representativas; por ejemplo, el Reino Unido es una monarquía parlamentaria, Irlanda es una república parlamentaria, y Estados Unidos es una república federal.

La democracia representativa se presenta a menudo como la forma más eficiente de democracia posible en sociedades de masas, argumentando que permite una decisión eficaz por un número suficientemente pequeño de personas en nombre del mayor número. La eficiencia del servicio se puede juzgar basándose en la métrica de rentabilidad y eficacia en el tiempo. Los representantes que votan en nombre del pueblo permiten un beneficio monetario, ya que se reduce el uso de las mesas de votación, los contadores de votos, etc. El gobierno es generalmente responsable de pagar los salarios de los representantes y tendría que cubrir el costo sustancial de una democracia. La democracia representativa se ha asociado conceptualmente con el históricamente instanciado por el sistema político conocido como «gobierno representativo», que nació en el siglo XVIII con las revoluciones francesa y estadounidense. Es un sistema en el cual la gente elige a sus legisladores (representantes), quienes entonces son responsables ante ellos por su actividad dentro del gobierno.

Es un elemento tanto del sistema parlamentario como del sistema presidencial de gobierno y normalmente se utiliza en una Cámara Baja como la Cámara de los Comunes (Reino Unido) o Dáil Éireann (Irlanda), y puede ser restringido por limitaciones constitucionales como una Cámara Alta. Ha sido descrito por algunos teóricos políticos como Robert A. Dahl, Gregory Houston e Ian Liebenberg como poliarquía. En ella el poder está en manos de los representantes electos que son elegidos por el pueblo en las elecciones.

Democracia semidirecta o participativa

En esta el pueblo se expresa directamente en circunstancias particulares, básicamente a través de cuatro mecanismos:

  • Referéndum. El pueblo elige «por sí o por no» sobre una propuesta.
  • Plebiscito. El pueblo concede o no concede la aprobación final de una norma (constitución, ley, tratado).
  • Iniciativa popular. Por este mecanismo un grupo de ciudadanos puede proponer la sanción o anulación de una ley.
  • Destitución popular, revocación de mandato o recall. Mediante este los ciudadanos pueden destituir a un representante electo.

Democracia directa

La democracia directa, llamada también democracia pura es una forma de democracia, en la cual el poder es ejercido directamente por el pueblo en una asamblea. Dependiendo de las atribuciones de esta asamblea, la ciudadanía podría aprobar, modificar o derogar leyes, así como elegir a los funcionarios públicos. La democracia directa se ejercía en la Antigua Grecia, y en la actualidad testimonialmente en la asamblea anual de los ciudadanos de algunos cantones suizos de alta montaña.

Debido a la imposibilidad de que todos los electores de un país se puedan reunir en tiempo y lugar, la aplicación de la democracia directa en todas las etapas de toma de decisiones no ha tenido aplicación práctica. Por ello la forma común de aplicación es mediante la democracia semidirecta, donde se tiene un gobierno representativo y se disponen de mecanismos de democracia directa, como una votación. Este tipo de democracia se aplica principalmente en Suiza.

Sin embargo, el uso de Internet ha dado lugar a propuestas que permitirían la posibilidad de que pueda aplicarse la democracia directa en el día a día, conocidas bajo los nombres de democracia directa digital, democracia líquida/delegativa o wikidemocracia. Existen diferentes movimientos sociales que buscan su implementación, el Movimiento Occupy, el 15M o el Movimiento de los chalecos amarillos son algunos de ellos.

Se trata de la democracia en estado puro, tal como la vivieron sus fundadores atenienses, se practica en Suiza. Las decisiones las toma el pueblo soberano en asamblea. No existen representantes del pueblo, sino, en todo caso, delegados que se hacen portavoces del pueblo, que únicamente emiten el mandato asambleario. Se trata del tipo de democracia preferido no solo por los demócratas de la Antigua Grecia, sino también para muchos pensadores modernos como Rousseau.

Democracia líquida

La Democracia Líquida es una clase de democracia directa en la que cada ciudadano tiene la posibilidad de votar cada decisión del parlamento y realizar propuestas, pero puede ceder su voto a un representante para aquellas decisiones en las que prefiere no participar.

La democracia líquida o democracia delegativa revocable es una forma de democracia «delegativa» (Una versión electrónica intermedia entre la democracia directa y la democracia representativa) que Incluye la posibilidad de delegación de voto revocable de forma instantánea, de ahí su liquidez. Términos relacionados son la democracia digital directa, democracia electrónica directa o democracia participativa digital. Así mismo se ha propuesto la posibilidad de una democracia real electrónica, aunque en este caso no existe la posibilidad de delegar el voto.

En todo caso, hay que distinguir este tipo de democracia digital de la democracia (exclusivamente) delegada, que es otra denominación para la democracia restrictivamente representativa.

Es un sistema en el que cualquier ciudadano tiene la posibilidad de votar por Internet cada decisión del parlamento y realizar propuestas. También puede ser representante virtual, mediante la publicación de su intención de voto en nombre del partido político o corriente de opinión a la que representa.

No es necesario esperar 4 años para cambiar de representantes. El voto delegado puede recuperarse en cualquier momento:

  • para votar una decisión puntual en la que se quiere participar directamente
  • para tomar parte activa en el parlamento virtual, votando en cada decisión
  • para delegar en otro representante

Un parlamento virtual permitirá que cada ciudadano ocupe su escaño y pueda votar, realizar propuestas o delegar su voto en los representantes que elija. El voto se verifica mediante DNI electrónico (DNIe), que incorpora funciones criptográficas de identificación y firma digital, lo que permite garantizar la identidad del ciudadano y verificar su voto.


 

Por David

Deja una respuesta