Significado de SUV

Hasta hace poco prácticamente desconocidas, hoy en día pocos son los que no han oído o leído estas siglas. Los coches SUV se han convertido en uno de los productos estrella de muchas empresas del motor. El acrónimo SUV proviene del inglés y significa Sport Utility Vehicle o, traducido al español, Vehículo Utilitario Deportivo. Son automóviles mixtos, que combinan el pragmatismo de un turismo con la robustez de un todoterreno.

Gracias a sus ayudas a la conducción y a su avanzado sistema de adherencia a las superficies más difíciles, estos vehículos deportivos compactos, como también se les conoce, pueden desenvolverse por igual tanto en la ciudad como fuera de ella (Off Road).

Además, su puesto de conducción elevado y su distancia con respecto al suelo hacen de los SUV unos coches muy seguros y manejables.


Historia, definición y características del coche SUV

El primer antecedente histórico de los SUV lo podemos encontrar en los vehículos comerciales y militares fabricados tras la Segunda Guerra Mundial. En sus inicios se asemejaban a camionetas ligeras, y más adelante adoptaron la forma de un mini-van, al menos en su diseño interior, amplio y espacioso.

Los coches SUV comenzaron a popularizarse en los 90 para cubrir una necesidad, la de aquellos conductores que demandaban un automóvil sólido y seguro, como los todoterreno, pero pensado más para la ciudad y el asfalto que para el campo, sin renunciar al espíritu aventurero. Hoy en día son el tipo de vehículo familiar más fiable y resistente del mercado.

Estos vehículos deportivos compactos se distinguen por su chasis monocasco y su tracción integral. A diferencia del clásico monovolumen, pueden circular por carreteras pedregosas o en mal estado (Off Road), y es que su torsión y sus habilidades camperas cada vez están más depuradas.


Comparativa entre coches SUV, todoterrenos y crossover

A menudo el término SUV se usa indistintamente para referirse a los todoterreno y crossover, pero en realidad hay diferencias notorias entre ellos:

  • Un todoterreno 4×4 está preparado para circular por cualquier superficie, ya sea asfalto o montaña, por lo que tienen mayor peso y resistencia y el chasis reforzado.
  • Por definición, un coche SUV es más económico que un todoterreno, ya que generalmente un SUV consume menos carburante que un todoterreno 4X4.
  • A ello le ayudan unos neumáticos mixtos, que le ayudan a desenvolverse con mayor seguridad en asfalto que un todoterreno, y tienen aptitudes fuera de carretera.
  • Son coches más fáciles de conducir, puesto que en la mayoría de los casos no necesitan el bloqueo de diferencial para adaptarse a un tipo de terreno bacheado o deslizante.
  • Su habitáculo es más amplio y confortable (hasta 7 plazas y maletero modulable), ideal para viajar en familia y transportar equipaje sin preocuparse del espacio. La alta suspensión, los altos capós y los bajos reforzados lo protegen de los golpes.
  • Los crossover y todocaminos están más cerca del turismo convencional que los SUV. Son vehículos a los que se les han añadido algunas prestaciones de los todoterrenos, pero no pueden desolverse fuera del entorno urbano sin exponerse a serios percances.

Equipamiento y accesorios de los SUV

Todos los coches SUV, por su naturaleza híbrida, mitad urbana y mitad Off Road, suelen llevar incorporados los siguientes accesorios que redundan en su gran modularidad y espíritu intrépido:

  • Barras de techo portaequipaje: portabicicletas y portaesquís.
  • Cofre de techo.
  • Maletero modulable de gran tamaño.
  • Faros antiniebla.
  • Estores parasol.
  • Ayudas a la conducción.
  • Adherencia a las condiciones más difíciles: nieve, barro, arena.
  • Posición de conducción elevada y distancia con el suelo aumentada.

 

Por David

Deja una respuesta