Los tipos de viviendas que existen y sus características

Cuando buscas una vivienda de obra nueva debes saber bajo qué denominación se encuentra tu casa deseada. Puedes tener muy claro lo que quieres, pero a lo mejor, tu idea en el mercado inmobiliario se expresa de otra forma. Para nosotros puede ser un chalet, pero para los expertos es una vivienda unifamiliar. Como no queremos que tu búsqueda sea complicada, hoy te vamos a contar los tipos de viviendas que existen y sus características.

Dado que los primeros pasos de una búsqueda de vivienda los realizamos en Internet, resulta clave entender la terminología técnica y, al mismo modo, las diferencias que existen entre todos los tipos de vivienda que existen. Solo entonces podrás entender el tipo de vivienda que mejor se adapta a tus necesidades, si la zona donde buscas dispone de ellas, o el presupuesto que necesitas para comprarla.

En las próximas líneas vas a aprender a definir el espacio que necesitas, que vendrá determinado por el número de personas o el tipo y número de mascotas con el que convivirás, por el hecho de que trabajes en una parte u otra de la ciudad, de que trabajes en casa y a qué te dediques.

Pero también, si quieres tener terraza o jardín, si aceptas vecinos encima o no, si necesitas aparcamiento en el edificio o en qué zona de la ciudad prefieres tener tu casa. No es lo mismo priorizar el ocio que la tranquilidad, las zonas verdes, o el centro de la ciudad.


Tipos de inmuebles

Todos los pisos

  • Pisos
  • Apartamentos
  • Áticos
  • Dúplex
  • Loft
  • Planta baja
  • Estudios

Todas las casas

  • Casa o chalet
  • Casa adosada
  • Finca rústica

Otros inmuebles

  • Locales
  • Naves
  • Garajes
  • Oficinas
  • Trasteros
  • Terrenos
  • Edificios
  • Hoteles

Dos grandes categorías: unifamiliares y plurifamiliares

Para empezar, el mercado te va a hablar de dos grandes tipos de vivienda: las unifamiliares y las plurifamiliares. En las primeras, en el edificio en su totalidad vive una sola familia, mientras que, en las segundas, en el edificio hay cabida para varias unidades familiares.

Las unifamiliares suelen ser construcciones horizontales, mientras que las plurifamiliares suelen ser construcciones verticales. En las primeras nos encontraremos los chalets independientes o viviendas aisladas, los chalets pareados, los chalets adosados o los bungalows. Entre las segundas, veremos ofertas de apartamentos, estudios, dúplex, áticos, pisos, bajos con jardín, loft o, en edificios antiguos de algunas ciudades, buhardillas.

A la categoría de vivienda plurifamiliar también se la conoce como vivienda colectiva o hábitat colectivo y se la puede definir como un edificio residencial con acceso y servicios comunes para más de dos viviendas.

Las zonas con mayoría de viviendas unifamiliares tienen menos densidad de población y menor impacto medioambiental, así como poco tráfico y pocas infraestructuras. Suelen ser zonas aisladas dentro de una ciudad o estar a las afueras. Al no permitir el máximo aprovechamiento del terreno, son más caras.

Como las unifamiliares no permiten el aprovechamiento máximo del terreno son más caras

Esto sería a grandes rasgos lo que ofrece el mercado de la vivienda en España, sobre todo en las grandes ciudades. Pero en el entorno rural o en las afueras, existen también viviendas unifamiliares del tipo cabañas, palacios, torres, casas de campo, castillos, villas, masías, cortijos, y un largo etcétera.


Viviendas unifamiliares

Dentro de las viviendas unifamiliares podemos encontrar tres grandes tipos de edificaciones, como son la vivienda aislada, la vivienda pareada o la vivienda adosada.

Tipos de viviendas unifamiliares

  • La vivienda aislada es una edificación independiente y que no linda con otras porque está rodeada por un terreno. Es lo que se conoce también como chalet independiente.
  • La vivienda pareada es una edificación que, pese a su apariencia de vivienda aislada, consiste en dos viviendas dentro de una sola, separadas por un tabique en medio. Desde un punto de vista técnico, son dos viviendas unifamiliares que están en contacto externo, si bien son independientes por dentro.
  • La vivienda adosada es una hilera de viviendas que comparten elementos comunes del tipo jardines, piscina o garaje y que están unidas unas a otras mediante una pared medianera. Dicho de otra manera, son una vivienda unifamiliar que tiene otras dos viviendas unifamiliares a cada lado.

Viviendas plurifamiliares

Una vivienda plurifamiliar es aquella en la que el edificio está dividido en varias viviendas que comparten el terreno en el que están construidas. El ejemplo más claro sería un bloque de pisos. En esta categoría podemos encontrar diversos subtipos como los apartamentos, estudios dúplex o tríplex, áticos, pisos, bajos con jardín, loft o buhardillas.

Tipos de viviendas plurifamiliares

  • Un apartamento es una vivienda de una sola habitación, aunque esta se encuentra independiente del resto de la casa (otras dependencias). En algunos casos se habla de pisos de una sola habitación.
  • Un estudio es parecido a un apartamento solo que cocina, salón y dormitorio comparten estancia. Siempre se trata de viviendas pequeñas, aunque su tamaño puede ser diverso.
  • Un dúplex es una vivienda en dos plantas que se comunican con una escalera interior. En algunos casos, pueden ser tríplex, si unen tres plantas.
  • Un ático es el último piso de un edificio. Suelen ser los primeros en venderse y los más caros debido a su mayor demanda. Su principal ventaja es la de no tener vecinos por encima, lo que reduce la posibilidad de ruidos molestos, así como las vistas y la luminosidad, debido a su altura. Normalmente los áticos disponen de terraza.
  • Un piso es una vivienda en un edificio con zonas o servicios comunes, con uno o más dormitorios, y situado entre el piso cero (bajo) y el penúltimo (si es el último es ático).
  • Un bajo es un piso situado en la planta cero o planta baja de un edificio. Pueden tener acceso a un patio interior o un jardín de uso privado.
  • Una buhardilla es un estudio o apartamento situado en la última planta de un edificio y que tiene el techo en una o varias de sus habitaciones abuhardillado, esto es, inclinado. Solo se encuentran en viviendas de segunda mano en el centro de algunas ciudades.
  • Por último, un loft, es un concepto moderno que consiste en un gran espacio con pocas divisiones, grandes ventanas y muy luminoso. En origen, los loft eran locales reconvertidos en viviendas.

Áticos

Ventajas y desventajas de vivir en un ático

A cualquiera que haya mirado un poco el mercado de obra nueva le habrá llamado la atención el interés que despiertan los áticos, la tipología de vivienda que suele considerarse como la ‘joya’ de cualquier edificio.

Son las viviendas más deseadas y las primeras que se venden, dado que ofrecen un cierto toque de exclusividad. Los áticos ofrecen innumerables pros, pero también tienen sus contras. En este artículo vamos a desarrollar las ventajas y desventajas de vivir en un ático.

Principales ventajas de los áticos

Vivir en un ático tiene numerosas ventajas. Por eso son, junto a los bajos con jardín, los inmuebles que normalmente antes se venden cuando la promoción comienza su comercialización. Entre los aspectos más destacados de la última planta de un edificio se encuentran los siguientes:

  • Ofrecen las mejores vistas del edificio. La ventaja de ser el piso más alto de un edificio (sobre todo si se trata de uno alto) es la ausencia de obstáculos. Por este motivo, generalmente los áticos ofrecen mejores vistas que otras viviendas situadas en plantas inferiores (salvo que tengas otro edificio de gran altura justo enfrente).
  • Mucha luminosidad. La ventaja de estar en la planta más alta también se refleja en el hecho de ser la vivienda que disfruta de más luz natural a lo largo del día. Esa luz proporciona sensación de amplitud en las habitaciones, facilita la decoración y disminuye el uso de iluminación artificial. Otra ventaja de los áticos es que suelen estar abiertos al exterior mediante grandes cristaleras y terrazas, algo que favorece ese mayor luminosidad.
  • Mayor vida al aire libre. No todos los áticos disponen de terraza, aunque es muy habitual que sí la tengan o, incluso, tengan varias. Lo preferible es que la terraza tenga acceso desde el salón de la vivienda. Gracias a esta zona exterior privada, los inquilinos pueden disfrutar de mucho tiempo al aire libre y crear un agradable espacio con plantas, tumbonas, hamacas, etc.
  • Mayor intimidad y privacidad. A pesar de que muchos bajos disfrutan también de terraza o jardín, la ventaja del ático es que su espacio exterior ofrece intimidad y privacidad, algo que no ocurre en la planta baja. Solo el vecino de otro edificio de altura similar puede reducir la privacidad de un ático, algo que se evita fácilmente con plantas, por ejemplo. En la terraza de un ático es mucho más fácil estar a salvo de miradas indiscretas, algo que es un privilegio en una gran ciudad.
  • El silencio… No tener vecinos encima permite que los áticos sean viviendas más silenciosas, algo que suele acentuarse porque en los pisos más altos hay también menos vecinos por rellano. Además, al estar más lejos del suelo, el ruido provocado por la calle llega amortiguado.
  • Exclusividad. Los áticos son escasos en las ciudades, por lo que se convierten en un activo exclusivo. Tener un ático da un cierto toque de distinción, algo que gusta a muchos propietarios.
  • Buena inversión. Por lo mismo que decíamos que los áticos son un activo exclusivo, podemos decir que son una gran inversión. Su escasa oferta mantiene siempre al alza su demanda, por lo que son inmuebles codiciados y fáciles de vender. Como inversión, el mejor piso sería un ático.

Principales desventajas de los áticos

Pero los áticos no solo tienen ventajas, también algunos inconvenientes que debes conocer antes de dar el paso de vivir en una vivienda de estas características:

  • Son un producto caro y de fuerte demanda. El precio de los áticos es entre un 30 y 40% más elevado que el de otros pisos. Por otro lado, su fuerte demanda hace que resulten complicados de comprar, ya que son las primeras unidades en venderse sobre plano.
  • Muy expuestos a la temperatura exterior. Ser el piso más alto tiene el inconveniente de estar bajo tejado y ser más sensible a los cambios de temperatura. Así, los áticos son más fríos en invierno y más cálidos en verano, por lo que sufren un mayor coste energético, sobe todo si su aislamiento no es el adecuado. Además, el efecto del sol en los elementos de la terraza y en los interiores más iluminados puede causar daños, por lo que es necesario un buen aislante.
  • Dependencia del ascensor. Vivir en el piso más alto aumenta la dependencia del ascensor o ascensores de la finca. Si la vivienda tiene solo un ascensor es un motivo de preocupación, porque ya no solo sus averías, sino las meras revisiones, te obligarán a subir muchas escaleras.
  • Pueden tener goteras y filtraciones. Necesitan más mantenimiento. Un ático de obra nueva tiene la tela asfáltica recién puesta, pero hay que recordar que ésta debe renovarse cada 20-25 años, ya que con el tiempo se deteriora y surgen las filtraciones. Además, las terrazas requieren mayor limpieza y mantenimiento debido a su mayor exposición a la intemperie.

Otros aspectos de los áticos que debes valorar

En algunos casos, los áticos son el único camino para acceder a las azoteas donde se encuentran las antenas colectivas, los contadores o las instalaciones de fibra de los demás vecinos, por lo que es obligatorio dejar pasar a los técnicos cuando lo necesiten.

Esto no siempre es así pero conviene saberlo antes de adquirir la vivienda, porque puede darse el caso de que las azoteas o terrazas sean privadas o que sean comunitarias de uso privativo. Lo normal es que la nota del registro del piso lo aclare.

Que sea comunitaria es positivo, porque si hay un problema con ella (por ejemplo, goteras) la reparación correrá por cuenta de la comunidad. Además, si consta como comunitaria, los metros de la terraza no se atribuyen al piso porque son un elemento común, lo que reduce los impuestos y gastos que dependen de la superficie del inmueble.
Por el contrario, una terraza comunitaria de uso privativo tiene adosada la servidumbre o derecho de paso; una obligación que tiene el propietario del ático de dejar pasar a los operarios que necesiten hacer una gestión que afecte a cualquier vecino.

Consejos a la hora de comprar un ático

A la hora de comprar un ático es importante que tengas en cuenta determinados aspectos, como sus metros cuadrados, si tiene o no terraza, su orientación (aquí te contamos cuál es la mejor orientación de una vivienda), los sistemas de climatización, la situación legal de las azoteas o terrazas (comunitarias o privadas) y la presencia de edificios elevados a su alrededor.

Para poder sacar el máximo partido de un ático, en los exteriores debemos mirar las zonas que reciben más luz solar para hacer más vida en ellas, aunque también es importante protegerlas convenientemente. Las plantas tanto de exterior como de interior tendrán sus lugares adecuados y habrá que ver cuáles son.

Por último, la decoración y los muebles en tonos claros y con líneas sencillas permitirán sacar partido a toda esa luz que buscábamos al adquirir un ático.

Como ves los áticos ofrecen ventajas y desventajas frente a otros pisos. Las vistas, la luz, la privacidad, el silencio, el espacio exterior y su mayor revalorización son los puntos a favor de quienes los disfrutan. Por el otro lado, entre los inconvenientes se citan su elevado precio, un mayor gasto en mantenimiento y climatización, la dependencia del ascensor y la mayor incidencia de las temperaturas exteriores. Pese a todo, los áticos son y seguirán siendo los ‘niños bonitos’ de todas las promociones de obra nueva.


¿Qué es un piso de obra nueva? Todo lo que debes saber

Lo primero que debes saber si estas buscando vivienda es qué es un piso de obra nueva exactamente, ya que no todos los inmuebles a estrenar son considerados como tal (más abajo te explicamos por qué).

Por ello es fundamental que sepas cuáles son los requisitos que debe cumplir, qué garantías ofrece y otros aspectos fundamentales para evitar sustos inesperados y conseguir que tu compra sea un éxito. Tampoco está de más que eches un vistazo a nuestro artículo sobre si es mejor comprar vivienda nueva o usada y a cuándo es el mejor momento para comprar un piso nuevo.

Las viviendas de obra nueva ofrecen numerosas ventajas sobre las usadas, que por el contrario suelen ser más baratas: tanto en el precio del metro cuadrado como en los impuestos que debes pagar (el IVA en la vivienda nueva tributa un 10%, mientras que el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales de la usada suele estar comprendido entre el 6 y 10%).

No obstante, si eres de esos compradores que prefiere pagar un poco más por una casa construida con mejores materiales, una distribución más actual y mejores instalaciones comunitarias, lo primero que debes conocer es qué engloba exactamente el concepto de obra nueva.

Definición de obra nueva

Según la Agencia Tributaria, las viviendas que pueden definirse de obra nueva son las siguientes:

«Aquellas que se adquieren al promotor cuando la construcción o rehabilitación esté terminada, salvo que las viviendas se hubiesen utilizado de forma continuada por un plazo igual o superior a dos años por personas distintas de los adquirentes”.

Para la Hacienda Pública solo importan las viviendas cuya construcción o rehabilitación esté terminada; esto es, cuando el arquitecto y el aparejador responsables del proyecto expiden el certificado de fin de obra.

Sin embargo, hay dos puntualizaciones muy relevantes afectan a lo qué es un piso de obra nueva:

  • Si el inmueble ha sido alquilado durante dos o más años a la persona que lo acaba comprando, en este caso se sigue considerando de obra nueva.
  • Los pisos que se adquieren a entidades financieras (bancos) no son considerados como nuevos por la Administración, ya que en realidad han sido previamente vendidos a estas por una promotora. Así, pese a ser nuevos, no son considerados ni tributan como tal.

¿Qué debes saber antes de comprar un piso de obra nueva?

Básicamente, existen dos formas de comprar un piso de obra nueva: sobre plano (obra nueva, pero en construcción) y una vez edificado.

Comprar una vivienda de obra nueva sobre plano

Si una de las principales razones por las que se compra un piso nuevo es para evitar las reformas, en el caso de comprar un piso sobre plano también existen una serie de ventajas adicionales:

  • Más barato. Se compra un activo del que se espera una revalorización mientras se construye. La vivienda podría valer más construida de lo que vale sobre plano.
  • Es un ahorro. El precio no cambia durante su construcción y nos permite ahorrar para tener una reserva de capital a la fecha de entrega.
  • Facilidades de pago. Disponemos de más tiempo para cubrir el precio del piso y podemos optar a mejores condiciones con la entidad que financia la promoción. En ocasiones incluso nos podemos subrogar la hipoteca de la promotora.
  • Posibilidad de personalización. No solo se evita la reforma, sino que en ocasiones es posible personalizar la casa y diseñarla según los gustos del comprador.

Sin embargo, comprar una vivienda nueva sobre plano también tiene mayores riesgos. El principal, que se cumplan las condiciones pactadas sobre el plano: estructuras, memoria de calidades, fechas de entrega… Toda esta información, más otra adicional (memoria de incidencias, posibles modificaciones, instrucciones de uso y mantenimiento del inmueble, etc.) aparecen recogidas en el libro del edificio que el promotor debe entregar al comprador potencial. Por este motivo, es recomendable realizar una lectura detallada de él.

Además, el comprador debe asegurarse de que el acuerdo de compra incluya las garantías necesarias para reclamar en caso de incumplimiento de contrato o defectos de obra. Para ello es muy recomendable recurrir al asesoramiento legal.

Dos garantías legales protegen la compra sobre plano. Por un lado, un seguro o aval que garantice la devolución del dinero entregado más los intereses si no se acaba la edificación. Y, por otro, la de que el dinero aportado por los compradores debe ser depositado en una cuenta destinada única y exclusivamente a esa construcción.

Comprar un piso de obra nueva terminado

Nuevamente, lo más importante cuando se compra un piso de obra nueva terminada es que no haya sorpresas de ningún tipo y que cumpla exactamente con lo acordado. Para ello hay que exigir que en el contrato se incluya toda la información sobre las características y calidades del inmueble, que sea lo más completo posible.

Datos que debe incluir el promotor en la documentación:

  • Precio y forma de pago.
  • Documentación referente a la obra: certificado final de obra, célula de habitabilidad, licencia de primera ocupación, garantía obligatoria y seguro decenal.
  • Instrucciones sobre el uso y conservación de las instalaciones e información sobre evacuación del inmueble en caso de emergencia.
  • Plano de la vivienda con datos sobre superficie útil, distribución, trazado de las redes eléctricas, agua, climatización, medidas contra incendios y comunicaciones.
  • Memoria de calidades para los emplazamientos térmicos y acústicos.

Garantía de la obra nueva

Ya sabemos qué es un piso de obra nueva y los aspectos en los que debes fijarte al hacer la compra. Ahora es importante conocer también la garantía de una casa nueva. Pero antes de contarte cuántos años de garantía tiene una casa nueva, lo primero que debes saber es que esta garantía se encuadra en la Ley de Ordenación de la Edificación y cubre tres periodos de tiempo diferentes.

La primera garantía de vivienda de obra nueva tiene una cobertura de un año para defectos en los acabados como pinturas, suelos, puertas, etc. La segunda, de tres años de duración, cubre aquellos daños en elementos constructivos o instalaciones que afecten a la habitabilidad del edificio (humedades en paredes y techos, etc.).

Finalmente, la garantía más extensa de la obra nueva se prolonga hasta los diez años y cubre los defectos estructurales. Estos incluyen problemas en la cimentación, soportes, vigas, forjados, muros de carga u otros elementos estructurales.

Al margen de estas garantías, el comprador dispone de cinco años para reclamar en el caso de que se haya dado algún incumplimiento de contrato. Por ejemplo, si se no se cumplen las condiciones que aparecían en los folletos publicitarios (tienen validez contractual y por eso deben conservarse) o en la memoria de calidades.

Un detalle muy importante que debes tener en cuenta si compras un inmueble nuevo que fue construido hace tiempo: los plazos de estas garantías empiezan a contar desde la fecha de expedición del certificado de fin de obra, no desde la entrega del piso.


Todos los tipos de viviendas que existen: clases y características de edificaciones

Una vivienda es una edificación, un espacio cubierto y cerrado que funciona como lugar de refugio para protegernos de las inclemencias del clima y también sirve para el descanso. Existen viviendas de todo tipo, dependiendo de diversos factores como culturas, regiones geográficas, forma, tamaño, materiales, técnicas de construcción, etc.

Entre los principales tipos de vivienda encontramos a:

• Apartamentos: También conocidos como departamentos o pisos son unidades de vivienda que comprenden de una o varias habitaciones y que se ubican dentro de edificios.

• Áticos: Espacios habitables que se ubican debajo de la azotea de un edificio. Hoy en día, los edificios que carecen de áticos, hacen uso del espacio para optar por un Penthouse lujoso y de diseño.

• Barracas: Son edificios típicos de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia en España. Se destacan por ser edificios de planta rectangular, con cubierta triangular con un marcado ángulo para desaguar las precipitaciones torrenciales.

• Bungalows: Son casas grandes de un piso, muy popular en las afueras de muchas ciudades de América del Norte y América Central.

• Cabañas: Viviendas rurales fabricadas con materiales humildes. Se tratan de viviendas sencillas típicamente ubicada en áreas rurales o semirrurales.

• Casas: Edificaciones construidas para habitarse. Pueden ser de una o varias plantas.

• Casas en Árbol: Cabañas construidas encima de los árboles, muy populares entre los amantes de la naturaleza.

• Casas Solariegas: También conocida como solar a la casa, es una residencia en la que vivió el tronco, cabeza, jefe o primer hombre notable que ha dado nombre, renombre, estados, títulos de honor, etc. a una familia.

• Chabolas: También conocidos como barrios bajos son asentamientos informales e irregulares, también conocidos como infraviviendas. Estos asentamientos abarcan a comunidades o individuos en viviendas auto-construidas bajo deficientes condiciones de vida fuera del margen de los reglamentos o las normas establecidas por las autoridades encargadas del ordenamiento urbano.. Son característicos en los países en vías de desarrollo o zonas de pobreza.

• Chalets: También conocidas como villas son edificios de tipo vivienda unifamiliar que comparte el terreno en una finca. Normalmente disponen de grandes jardines y patios.

• Chozas: También conocidos como chozos son refugios de ramaje o piedra que se construyen tanto a la intemperie en zonas montañosas como en los sotos, baldíos o dehesas de los campos, y que son utilizados por pastores y agricultores.

• Cortijos: Viviendas de tipo rural, muy comunes en España, que se posan al lado de un extenso territorio agrícola. Son viviendas que se encuentran aisladas en el campo, y alejadas de los pueblos y urbes.

• Dachas: Pequeñas casas de campo de madera de una familia urbana que hace uso de la vivienda estacionalmente. Son muy comunes en Rusia. Se puso de moda entre la clase media rusa desde finales del siglo XIX. En las dachas la gente se dedica a cuidar el huerto y a descansar al aire libre.

• Dúplex: Viviendas unifamiliares de dos pisos diferentes y conectados entre sí por una escalera interior o un ascensor. Normalmente los dúplex tienen el tamaño de una casa.

• Estancias: Establecimientos rurales del Cono Sur, destinados que disponen de viviendas, silos, establos, caballerizas, bodegas, y los cuales están destinados a la cría extensiva de hacienda vacuna o lanar.

• Favelas: Asentamientos precarios e informales de Brasil que crecen en torno o dentro mismo de las ciudades grandes del país.

• Haciendas: Fincas agrícolas de gran tamaño, que datan de la época colonial.

• Iglús: Casas de nieve, refugios construidos en base a bloques de nieve con forma de cúpula. Es el tipo de vivienda utilizada por los esquimales. Se destaca por ser una construcción fácil y barata, ideal para proteger a las personas que viven en zonas heladas.

• Lofts: También conocidos como desvanes son galerías de gran espacio y pocas divisiones, que poseen grandes ventanas, y un ambiente muy luminoso. Normalmente son de estilo minimalista.

• Mansiones: También conocidas como palacetes son viviendas de estilo palacete suntuosas y lujosas de grandes proporciones. Cuentan con grandes jardines y diversas comodidades. Son viviendas exclusivas de herederos y empresarios multimillonarios.

• Mediaguas: Viviendas de emergencia prefabricadas creadas por organizaciones de asistencia social para personas indigentes o que han sufrido una catástrofe natural.

• Palacios: Edificios utilizados como residencia por jefes de estado o magnates.

• Palafitos: Viviendas apoyadas en pilares o estacas o casas construidas sobre cuerpos de aguas tranquilas como lagos y lagunas.

• Palapas: Viviendas al aire libre con techo formado con palmas secas y soportes de madera de palma.

• Quadplex: También conocido como fourplex son viviendas de cuatro pisos, conectadas entre sí por escaleras interiores o ascensores.

• Ranchos
Viviendas rurales utilizadas en lugares de América como Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, México y Bolivia.

• Rucas: Viviendas tradicionales de los mapuches, las cuales se destacan por ser de gran tamaño, poseer paredes de adobe o de varas de colihue, reforzadas con postes de madera y tapizadas con totora. Este tipo de construcciones no disponen de ventanas.

• Tipis: Tiendas de campaña de forma cónica, hecha en base a pieles de animales, las cuales son muy populares entre los pueblos indígenas nómadas de los Estados Unidos. Son viviendas cálidas, que permiten sobrellevar el frío del invierno.

• Triplex: Viviendas de tres pisos, conectadas entre sí por escaleras interiores o ascensores.

• Viviendas Colectivas: Edificios residenciales en las cuales el espacio es compartido por varias familias. Disponen de servicios comunes.

• Viviendas Coloniales: Viviendas desarrolladas en el siglo XVI que formaron parte del desarrollo de las primeras urbes de las colonias españolas y portuguesas.

• Viviendas de Protección Oficial: También conocidas como VPO o viviendas protegidas son viviendas de precio limitado parcialmente subvencionada por la administración pública.

• Viviendas Particulares: Viviendas que pertenecen a una persona o persona jurídica en exclusividad.

• Viviendas Prefabricadas: También conocidas como casas prefabricadas son viviendas construidas a partir de secciones estandarizadas, que son fabricadas con antelación fuera de su lugar de emplazamiento, y que luego son puestas en la ubicación definitiva para su ensamblaje final.

• Viviendas Provisionales: También conocidas como infraviviendas o viviendas precarias son tiendas de campaña de paredes de palos y techos de hojas.

• Viviendas Unifamiliares: Viviendas en la que una única familia ocupa el edificio en su totalidad. No dispone de acceso y servicios comunes para más de dos viviendas.

• Yurtas: Tienda de campaña utilizada por los nómadas en las estepas de Asia Central. Es considerada como la casa tradicional de los mongoles.


 

Por David

Deja una respuesta