¿Qué son las redes sociales?

Las redes sociales son estructuras formadas en Internet por personas u organizaciones que se conectan a partir de intereses o valores comunes. A través de ellas, se crean relaciones entre individuos o empresas de forma rápida, sin jerarquía o límites físicos.

Las redes sociales, en el mundo virtual, son sitios y aplicaciones que operan en niveles diversos – como el profesional, de relación, entre otros – pero siempre permitiendo el intercambio de información entre personas y/o empresas.

Cuando hablamos de red social, lo que viene a la mente en primer lugar son sitios como Facebook, Twitter y LinkedIn o aplicaciones como Snapchat e Instagram, típicos de la actualidad. Pero la idea, sin embargo, es mucho más antigua: en la sociología, por ejemplo, el concepto de red social se utiliza para analizar interacciones entre individuos, grupos, organizaciones o hasta sociedades enteras desde el final del siglo XIX.

En Internet, las redes sociales han suscitado discusiones como la de falta de privacidad, pero también han servido como medio de convocatoria para manifestaciones públicas en protestas. Estas plataformas crearon, también, una nueva forma de relación entre empresas y clientes, abriendo caminos tanto para la interacción, como para el anuncio de productos o servicios.


¿Cuando surgieron las redes sociales?

Fue en la década de 1990, con internet disponible, que la idea de red social emigró también al mundo virtual. El sitio SixDegrees.com, creado en 1997, es considerado por muchos como la primera red social moderna, ya que permitía a los usuarios tener un perfil y agregar a otros participantes en un formato parecido a lo que conocemos hoy. El sitio pionero, que en su auge llegó a tener 3,5 millones de miembros, se cerró en 2001, pero ya no era el único.

A principios del milenio, empezaron a surgir páginas dirigidas a la interacción entre usuarios: Friendster, MySpace, Orkut y hi5 son algunos ejemplos de sitios ilustres en el período. Muchas de las redes sociales más populares hoy en día también surgieron en esa época, como LinkedIn y Facebook.

Pocas personas imaginaban que las redes sociales tendrían un impacto tan grande como lo poseen hoy. Pero el deseo de conectarse con otras personas desde cualquier lugar del mundo ha hecho que las personas y las organizaciones estén cada vez más inmersas en las redes sociales.

No en vano, una encuesta de Hootsuite apunta que, hasta finales de 2016, 2.800 millones de personas usaban redes sociales en el mundo. En este contexto, las empresas también han visto la posibilidad de comunicarse con su público objetivo de forma más intensa, estando presentes en las redes sociales. Para darse una idea, una encuesta de Social Media Trends de 2017 afirma que la mayoría de las empresas tienen uno (31,7%) o dos (31%) profesionales involucrados con redes sociales.


Redes sociales y Social Media

Muchas personas creen que las redes sociales y social media son lo mismo y que los términos se pueden utilizar como sinónimos, pero no es cierto. Social media es el uso de tecnologías para hacer interactivo el diálogo entre personas, mientras que red social es una estructura social formada por personas que comparten intereses similares, como ya detallamos en el ítem anterior.

El principal propósito de las redes sociales es el de conectar personas. Completas tu perfil en canales de social media e interactúas con las personas con base en los detalles que leen sobre ti. Se puede decir que las redes sociales son una categoría de social media.

Social media, a su vez, es un término amplio, que abarca diferentes medios, como videos, blogs y las ya mencionadas redes sociales. Para entender el concepto, se puede mirar lo que comprendíamos como medios antes de la existencia de Internet: radio, TV, periódicos, revistas. Cuando los medios de comunicación estuvieron disponibles en Internet, dejaron de ser estáticos, pasando a ofrecer la posibilidad de interactuar con otras personas.

En el corazón de social media están las relaciones, que son comunes en las redes sociales, por lo que puede generar confusión. Social media son lugares en los que se puede transmitir información a otras personas.

Otra manera de diferenciarlas es pensar que las social media ayudan a las personas a unirse a través de la tecnología mientras las redes sociales mejoran esa conexión, ya que las personas sólo se interconectan en redes porque tienen intereses comunes.


Puntos positivos de las redes sociales

El uso de redes sociales ha sido absorbido por personas en todo el mundo y hoy ya es parte de la rutina. Esto hizo de esos espacios un lugar donde las marcas y empresas también quisieran estar para interactuar con sus prospectos y clientes, trayendo posibilidades muy positivas, como:

  • Compartir la visión de la empresa: las redes sociales son una especie de escaparate de su empresa; en ellas podrás mostrar la visión del negocio, en lo que cree;
  • La personalización del mensaje y la interacción directa con el cliente: en las redes sociales, es posible tener una relación mucho más personalizada y directa con cada cliente o posible cliente, ya que puedes entrar en contacto con cada uno, ya sea para resolver problemas o para descubrir nuevas informaciones;
  • Posibilidad de segmentación del público: al publicar en redes sociales, es posible segmentar tus posts de acuerdo con las características de la audiencia, dirigiendo tus esfuerzos hacia aquellos rangos del público que poseen más afinidad con tu solución;
  • Poder saber más sobre cada uno de tus clientes: las personas comparten sus gustos, deseos y otras informaciones que pueden ser valiosas para las empresas a la hora de acercarse a su público objetivo. Manténte atento a lo que es relevante para tu audiencia para conectarse mejor a ella;
  • Posibilidad de vender por estos canales: de la misma forma que es posible relacionarse con el público a través de redes sociales, es también posible utilizarlas para vender tus productos o servicios, principalmente si abordas aquella audiencia que ya tiene una relación contigo y ya se muestra madura para la compra;
  • Crear un entorno controlado por la marca: independientemente de quién es tu público, este va a estar en alguna red social.
  • Posibilidad de divulgación para empresas con bajo presupuesto: a diferencia de los medios tradicionales, anunciar en las redes sociales tiene un costo más bajo, además de la ventaja de que en la web es mucho más fácil medir los resultados;
  • Información en tiempo real: las redes sociales permiten comunicar mensajes urgentes de la marca en un canal oficial. Esto es muy importante en el caso de la gestión de una crisis, por ejemplo, en el que es necesario que la marca se posicione rápidamente, evitando así que tome mayores proporciones.

Cuáles son los tipos de redes sociales

Puedes pensar que las redes sociales son todas iguales, pero no es así. De hecho, por lo general se dividen en diferentes tipos, de acuerdo con el objetivo de los usuarios al crear un perfil. Y una misma red social puede ser de más de un tipo. La clasificación más común es:

Red social de relaciones

Puedes estar pensando: “¿Pero el propósito de las redes sociales no es justamente relacionarse?”. De hecho ese es el objetivo de la mayoría de ellas, pero hay algunas que están especialmente enfocadas en eso.

El caso más conocido es Facebook, cuyo propósito, al menos en su concepción, era el de conectar personas. Pero podemos citar innumerables otras redes, que también encajan en los otros tipos, como Instagram, LinkedIn, Twitter, Google+ etc.

Red social de entretenimiento

Las redes sociales de entretenimiento son aquellas en las que el objetivo principal no es relacionarse con las personas, sino consumir contenido.

El ejemplo más icónico es YouTube, la mayor plataforma de distribución de vídeos del mundo, en la que el objetivo es publicar y ver vídeos. Otro caso es el de Pinterest, en el que las personas publican y consumen imágenes.

Red social profesional

Son aquellas en que los usuarios tienen como objetivo crear relaciones profesionales con otros usuarios, divulgar proyectos y conquistas profesionales, presentar su currículum y habilidades, además de conseguir indicaciones, empleos, etc.

LinkedIn es la red social profesional más conocida y utilizada, pero hay otras que también vienen conquistando espacio, como Bebee, Bayt, Xing y Viadeo. Adicionalmente, otras redes que no son exclusivamente profesionales también se han utilizado para este fin, como Facebook, Instagram, YouTube, Twitter y Pinterest.

Red social de nicho

Las redes sociales de nicho son aquellas dirigidas a un público específico, ya sea una categoría profesional o personas que tienen un interés específico en común.

Uno de los casos más emblemáticos es el de TripAdvisor, donde los usuarios atribuyen notas y comentarios a atracciones relacionadas con el sector gastronómico y turístico.

Otros casos son DeviantArt o Behance, comunidades en la que artistas visuales promueven sus trabajos.

Existe también Goodreads, una red social para lectores, que pueden hacer reseñas de libros y recomendarlos.

Estos son sólo algunos de los ejemplos más populares de redes sociales de nicho. El campo es bastante amplio.


Las redes sociales más usadas

Conoce las redes sociales más usadas:

Facebook

Facebook es, de lejos, la red social más popular del planeta. ¿Quién nunca oyó la broma, principalmente para las relaciones, de “si no está en Facebook es porque no es oficial”?

Esta es la red social más versátil y completa. Un lugar para generar negocios, conocer gente, relacionarse con amigos, informarse, divertirse, debatir, entre otras cosas.

Para las empresas, es prácticamente imposible no contar con Facebook como aliado en una estrategia de
Marketing Digital, ya sea para generar negocios, atraer tráfico o relacionarse con los clientes.

  • Año de fundación: 2004
  • Usuarios en Latinoamérica: 141 millones

Instagram

Instagram fue una de las primeras redes sociales exclusivas para acceso móvil. Es cierto que actualmente es posible ver las actualizaciones en desktop, pero el producto está destinado para ser usado en el celular.

Es una red social de compartir fotos y vídeos entre usuarios, con la posibilidad de aplicación de filtros.

Originalmente, una peculiaridad de Instagram era la limitación de fotos a un formato cuadrado, imitando las fotografías vintage, como las de cámaras Polaroid.

En 2012, la aplicación fue adquirida por Facebook por nada menos que mil millones de dólares. Desde su adquisición, la red social ha cambiado bastante y hoy es posible publicar fotos en diferentes proporciones, vídeos, Stories, boomerangs y otros formatos de publicación.

  • Año de fundación: 2010
  • Usuarios en Latinoamérica: 60 millones

LinkedIn

LinkedIn es la mayor red social corporativa del mundo. Se asemeja bastante a las redes de relaciones, pero la diferencia es que su foco son contactos profesionales — es decir, en lugar de amigos, tenemos conexiones, y en lugar de páginas, tenemos empresas.

Es utilizado por muchas empresas para reclutamiento de profesionales, para el intercambio de experiencias profesionales en comunidades y otras actividades relacionadas al mundo corporativo.

  • Año de fundación: 2002
  • Usuarios en Latinoamérica: 22,8 millones

Twitter

Es cierto que Twitter alcanzó su auge a mediados de 2009 y, desde entonces, está disminuyendo, lo que no quiere decir que todos los públicos dejaron de usar la red social. No es casualidad que la mayoría de los “memes” que explotan en internet generalmente empiezan en 140 caracteres — actualmente ampliado a 280.

Hoy, Twitter se utiliza principalmente como una segunda pantalla, en la que los usuarios comentan y debaten lo que están viendo en la televisión, publicando comentarios sobre noticias, reality shows, juegos de fútbol y otros programas.

  • Año de fundación: 2006
  • Usuarios en el mundo: 319 millones

WhatsApp

WhatsApp es la red social de mensajería instantánea más popular. Prácticamente toda la población que tiene un smartphone tiene también el WhatsApp instalado.

En 2017, también entró en la moda de los Stories e implementó la funcionalidad, que fue bautizada como “WhatsApp Status”.

  • Año de fundación: 2009
  • Usuarios en el mundo 1.200 millones

Facebook Messenger

Messenger es la herramienta de mensajería instantánea de Facebook. Fue incorporada a Facebook en 2011 y separada de la plataforma en 2016.

Con la “separación”, la descarga de la aplicación Messenger se ha vuelto prácticamente obligatoria para usuarios de la red social vía smartphones, ya que ya no es posible responder mensajes por la aplicación de Facebook.

Además de una aplicación de mensajería, Messenger también tiene una función “Stories” exclusiva. Para las empresas, tiene algunas características interesantes, como bots y respuestas inteligentes.

  • Año de fundación: 2011
  • Usuarios en el mundo: 1.200 millones

YouTube

YouTube es la principal red social de videos online de la actualidad, con más de 1.000 millones de usuarios activos y más de 500 millones de vídeos visualizados diariamente.

Fue fundado en 2005 por Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim. El éxito rotundo hizo que la plataforma fuera adquirida por Google al año siguiente, en 2006, por 165 mil millones de dólares.

  • Año de fundación: 2005
  • Usuarios en el mundo: +1.000 millones

Snapchat

Snapchat es una aplicación para compartir fotos, vídeos y texto para dispositivos móviles. Se consideró el símbolo de la posmodernidad por su propuesta de contenidos efímeros conocidos como snaps, que son eliminados unas pocas horas después de la publicación y sólo podrían ser visualizados por los usuarios por el tiempo determinado por el autor.

La red lanzó el concepto de “stories” – despertando el interés de Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, que varias veces intentó adquirir la empresa pero no obtuvo éxito. Así, el CEO lanzó la funcionalidad en las redes que ya habían sido absorbidas, creando los competidores Whatsapp Status, Facebook Stories e Instagram Stories.

A pesar de no ser una red social de nicho, tiene un público bien específico formado por adolescentes hiperconectados.

  • Año de fundación: 2011
  • Usuarios en el mundo: 160 millones

Google+

La red social de Google acabó no popularizándose como era planeado. Por la propuesta que tiene, acabó compitiendo directamente a Facebook.

Es difícil encontrar una empresa que tenga más posicionamiento o que genere más tráfico a partir del Google+ que de Facebook, por ejemplo.

En los últimos años, ha estado tratando de reinventarse para conquistar más usuarios, haciendo una serie de actualizaciones. La última fue en enero de 2017.

  • Año de fundación: 2011
  • Usuarios en el mundo: 300 millones

Pinterest

Pinterest es una red social de fotos que trae el concepto de “mural de referencias”. Ahí es posible crear carpetas para guardar tus inspiraciones y subir imágenes, así como colocar links hacia URL externas.

Los temas más populares son moda, maquillaje, bodas, gastronomía y arquitectura, también como hazlo tú mismo, gadgets, viajes y design. Su público es mayoritariamente femenino en todo el mundo.

  • Año de fundación: 2010
  • Usuarios en el mundo: +100 millones

Marketing en redes sociales

Primeros pasos

Para empezar a elegir en cuáles redes sociales tu empresa debe estar presente, es esencial identificar dónde está tu audiencia ideal y cómo esta puede compartir contenido relevante con ella. Conversar con algunos clientes actuales y potenciales puede ser una buena manera de descubrir cuales están utilizando en el día a día.

Algunas redes sociales, como Facebook, por tener un público muy amplio, exigen que buena parte de las empresas esté presente, independientemente del tipo de negocio.

Otras, como lo es Instagram, pueden traer muchos más resultados para un e-commerce de ropa que para una empresa de servicios corporativos. Ten en cuenta esto a la hora de elegir dónde invertir.

Después de elegir, es hora de crear los perfiles. No olvides que lo ideal es crear una página para su empresa, y no un perfil, en las redes sociales en que existe esa diferencia.

Planificación

Creados los perfiles, es hora de trazar una planificación.

El primer aspecto a tener en cuenta es el objetivo de estar en determinada red social. Básicamente, podemos dividir los objetivos en:

  • Divulgación de la marca;
  • Ser un canal de comunicación con los clientes;
  • Crear una comunidad fan de tu empresa;
  • Educación a través de la difusión de contenido;
  • Ventas.

Lo esencial es que sólo un objetivo sea el principal de tu estrategia – para tener foco – y que el objetivo esté relacionado con el momento de tu empresa.

Lo más importante: esta estrategia puede – y debe – variar según el tiempo. Si reconoces que tu empresa ha llegado a su objetivo y que la divulgación de la marca ya no es tan importante, el siguiente paso puede ser comenzar a centrarse en las ventas.

La rutina de publicaciones varía mucho de empresa a empresa y de mercado a mercado. En RD Station, por ejemplo, publicamos en promedio un nuevo post del blog en las redes sociales por día, y un material rico para la generación de Leads por semana.

Para definir lo que será publicado, es muy importante saber cuál es el objetivo. Pero es importante también variar el tipo de contenido publicado, a fin de siempre generar interés en sus seguidores. Algunos ejemplos:

  • Material para la generación de Leads (eBooks, posts del blog, webinars, videos, etc.);
  • Vídeos institucionales;
  • Posts relacionados con fechas conmemorativas (como navidad;
  • Imágenes y GIFs divertidos para interactuar con nuestros seguidores;
  • Eventos, como el de Chef del Summit, y el de RD Summit 2017.

Producción de contenido en las redes sociales

Cuando se trata de la producción de contenido en las redes sociales, muchas empresas piensan que simplemente hay que promover el material que se produce para el blog, para el sitio web, o para la generación de Leads. Pero eso no es todo. Lo ideal es usarlas también para producir contenido directamente en las plataformas, en formatos diferentes de lo que se publica en otros medios.

En primer lugar, hay que tener en cuenta cuál es el objetivo de tu público al estar en determinada red social. Por ejemplo, para muchas personas, las redes sociales son el principal canal utilizado para consumir contenido, información y entretenimiento. Esto significa que debes pensar en estos objetivos a la hora de producir tu contenido.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la alta capacidad de difusión de contenido y de viralización en las redes sociales. Crea contenidos para redes sociales pensando en esa capacidad.

No olvides que las redes sociales son un canal para relacionarse con clientes y fans de formas muy cercanas. Toma ventaja de eso y produce contenido que estimule la interacción con tu audiencia.

También, considera la capacidad de generación de tráfico y Leads a la hora de producir su contenido, generando una conexión entre el material producido en las redes sociales y en otros canales.

Por último, es importante recordar que las redes sociales son multimedia y, cuanto mayor sea la diversidad de formatos que utilices, más se verán beneficiados tu empresa y tu público de los contenidos. Produce textos, infográficos, montajes, vídeos y transmisiones en vivo, así como concursos, fotografías, GIF y lo que más permita tu creatividad.

Para tener una idea de cuán es importante aprovechar este aspecto multimedia de las redes sociales, un estudio de Buffer de 2014 indica que un contenido visual tiene 40 veces más probabilidades de ser compartido en social media que los demás tipos de contenido.

Una encuesta de Xerox, también de 2014, sugiere que los usuarios tienen un 80% más de preferencia por leer contenidos visuales. Y un estudio de 2015 de Mass Planner muestra que los infográficos son apreciados y compartidos en social media 3 veces más que en cualquier otro tipo de contenido.

Generación de Leads en las redes sociales

Como mencionamos, las redes sociales ya no son más de uso exclusivo para relacionarse con la audiencia y la construcción de marca. Está comprobado que las empresas pueden hacer negocios usando las redes sociales.

Para empezar una estrategia de Inbound Marketing y generar Leads en las redes sociales, te recomendamos que sigas 3 sencillos pasos:

  1. Define las personas que tienen más sentido para tu negocio: este paso es muy importante principalmente para reducir el costo por Lead calificado. La idea es enfocarse en los Leads que poseen el fit ideal para invertir esfuerzos en quienes realmente tienen potencial para convertirse en tu cliente. No intentes abarcar todo el mundo, eso sólo va a perjudicar tu estrategia.
  2. Descubre las redes sociales adecuadas para tus personas: sólo porque hay muchas redes sociales no significa que tu empresa deba estar en todas. Invierte con más fuerza en las redes sociales que tienen más sentido para tu negocio.
  3. Explora las diversas posibilidades que ofrecen las redes sociales:una vez definido donde se enfocarán tus esfuerzos, es importante entender las posibilidades que ofrece cada red social.

Después de esto, estás listo para comenzar a generar Leads calificados que tienen el potencial para cerrar acuerdos con tu empresa.

Publica los links de tus Landing Pages en redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn para promocionarlas a tus seguidores. Invierte tiempo en crear una buena imagen y un buen copy para que los usuarios hagan clic en el link.

Otra forma de promover las Landing Pages es utilizar vídeos e infográficos relacionados con la oferta, colocando el link en la descripción del post.

En Instagram, una manera interesante de generar Leads es usar Stories. Los perfiles empresariales tienen la opción de insertar links en las actualizaciones y puedes tomar ventaja de esta función para dirigir al usuario a una Landing Page.

SAC 2.0

Algunas redes sociales, como Facebook y Twitter, funcionan muy bien como una especie de SAC 2.0, es decir, una forma rápida de conversar con tus clientes y posibles clientes sobre dudas y quejas.

Lo esencial aquí, es tratar de resolver el problema de los clientes lo más rápido posible y nunca ignorarlos o borrar sus comentarios. Esto puede generar una repercusión mucho mayor – y más negativa – que el comentario inicial.

Es importante alinear un canal directo entre el responsable de la atención en en canal con el área de soporte de la empresa. El enfoque es dar la mejor solución al cliente, que muchas veces sólo puede venir de especialistas.

Monitoreo y análisis de las redes sociales

Monitorear las redes sociales consiste en realizar búsquedas de palabras clave que estén relacionadas con tu negocio, como el nombre de tu empresa o el sector en que actúas. El objetivo es descubrir publicaciones en las que fuiste marcado directamente y que merecen una atención especial.

Después de hacer esto, la única forma de medir si la gestión de las redes sociales de tu empresa se está haciendo bien o no, es analizando sus resultados. Para ello, es necesario definir qué métricas son importantes dentro de su estrategia. Algunas de ellas son:

Al analizar estas métricas, que pueden ser retiradas directamente de cada red social o de herramientas como Google Analytics y RD Station Marketing, es posible tomar insights para la mejora constante de tu estrategia.

Por ejemplo, si observas que el número de fans de tu página y el alcance de tus publicaciones sigue aumentando, pero que el tráfico en tu sitio desde las redes sociales está cada vez menor, comparado con las impresiones de las publicaciones que sólo aumentan, es posible que algo en tu publicación no esté dando resultado – como el tipo de descripción o la imagen.

En otro caso, si el tráfico en tu sitio está aumentando, pero el número de conversiones dentro de su sitio no está teniendo el mismo comportamiento, puede ser el tipo de contenido o que tu Landing Page que tiene algún problema.

Anuncios en las redes sociales

Sólo hacer el registro de la empresa y producir contenido en las redes sociales con frecuencia no es una garantía de que llegarás a todas las personas que están conectadas con tu marca.

Esto ocurre porque las principales redes sociales del mundo utilizan algoritmos para filtrar lo que el usuario puede ver en la línea del tiempo, entregando contenido de forma orgánica a sólo una parte de los usuarios que siguen tu empresa.

Por eso, puedes tener éxito mediante el uso de redes sociales de una manera orgánica, pero es a través de anuncios de pago que puedes potenciar tus acciones y escalar tus resultados.

Incluso a través de medios de pago es posible aumentar el número de usuarios conectados y garantizar una mejoría en los resultados orgánicos también.

Facebook Ads

Facebook ya tiene más de 2 mil millones de usuarios. Esto es otra prueba de que, independientemente de tu negocio y buyer persona, esta estará en la red social de Mark Zuckerberg.

Esto se junta al hecho que la plataforma de anuncios de la red social tiene un bajo valor de inversión (es posible hacer campañas con una inversión mínima de 1 dólar al día) y el potencial de segmentación y medición que tiene, entonces confirmamos por qué la red social es la favorita de las empresas cuando se habla de links patrocinados.

En abril de 2017 la red social anunció que tenía 5 millones de anunciantes activo en su plataforma. Según la encuesta, la gran mayoría son pequeñas y medianas empresas o PYMES.

Instagram Ads

Después de que la red social de fotos fue comprada por Facebook, fue sólo una cuestión de tiempo para que los anuncios comenzar a mostrarse en la línea de tiempo de los usuarios.

El primer anuncio que apareció fue de la marca del diseñador Michael Kors, que a pesar de haber sido objeto de varias reclamaciones del público, fue considerado un éxito por la visibilidad generada para la marca.

En seguida, los anuncios se liberaron poco a poco para las grandes marcas, hasta llegar a ser accesible para cualquier empresa presente (o no) en la red social. Actualmente, para anunciar en Instagram Ads, basta con tener una cuenta de anuncios en Facebook.

¡Pero no te dejes engañar! A pesar de la facilidad para crear un anuncio y del volumen de usuarios de Instagram (que ya pasa de 700 millones), comenzar a exhibir anuncios dentro de la red social sin una estrategia adecuada y un conocimiento básico de buenas prácticas te puede salir mal.

Linkedin Ads

Aún poco explotado por los anunciantes, LinkedIn Ads es la plataforma de anuncios para la red social profesional.

Para anunciar en LinkedIn basta tener un perfil con acceso a la Company Page de la empresa anunciante. Su interfaz es muy similar a otras plataformas, como Facebook Ads, y también funciona en el formato self service, donde el propio anunciante elige el tipo de anuncio, público y forma de pago.

Después de registrarse, se puede elegir entre tres formatos de anuncios:

  • Sponsored Content: contenido patrocinado, exhibido en la línea de tiempo del público objetivo;
  • Text Ads: anuncios de texto con una pequeña imagen, que se muestran en prácticamente todas las páginas de LinkedIn;
  • Sponsored InMail: mensaje patrocinado que se envía directamente a la bandeja de entrada de los usuarios (este formato es cobrado por disparo).

Además de los formatos citados, LinkedIn también posee otros formatos de anuncios, como Display, que están disponibles para contratación bajo demanda.

Twitter Ads

En 2010 surgieron los primeros anuncios dentro de la red social. En abril se exhibió el primer tweet promovido en la línea del tiempo. En mayo comenzó a traer temas patrocinados junto a la lista de trending topics, en la época divulgando “Toy Story 3”. Por último, en octubre, comenzó a promover perfiles de forma patrocinada, y la primera cuenta promovida fue @Xbox.

Actualmente la red social también posee una plataforma self service para el desarrollo de anuncios, muy similar a las otras redes sociales. En ella es posible configurar tu campaña de acuerdo con determinado objetivo:

  • Campañas de seguidores
  • Campañas de relación con Tweets
  • Campañas de clics o conversiones
  • Campañas de instalación de aplicaciones o de relación con aplicaciones
  • Campaña de Leads
  • Campaña de visualización de vídeo

En el sitio Twitter para Empresas puedes ver más información sobre todo tipo de campañas, ver los principales casos de anunciantes y empezar a publicar anuncios en la red social.

YouTube Ads

A pesar de controvertidos y objeto de crítica del público, los anuncios en YouTube son una realidad y las empresas de todos los segmentos los utilizan. Tanto, que es prácticamente imposible ver un vídeo sin esperar unos segundos viendo un comercial.

Para evitar generar una experiencia negativa del usuario con tu marca, es necesario planear muy bien lo que será exhibido en la plataforma y cómo será anunciado. De esta forma, consigues resultados positivos con la publicidad, como en este ase de OFFCORSS Colombia.

En 2017, varias gigantes del mercado mundial, como Toyota y HSBC, anunciaron un boicot a YouTube, influenciando directamente en los ingresos de la plataforma y haciéndola reestructurar su política de pagos para productores de contenido.


¿Qué hace un social media?

El social media, a veces llamado community manager, puede cumplir muchos papeles en una empresa, desde los más operativos a los más estratégicos.

Los cambios constantes de las redes sociales acaban exigiendo esa multiplicidad, ya que muchas veces demandan la adaptación rápida del marketing para que se mantenga relevante.

A continuación, enumeramos algunas de las actividades básicas del profesional de social media.

Atención al cliente

Aunque no va a resolver los problemas de los clientes por sí mismo, el social media está al frente. Para muchas personas, es el punto de contacto directo con la empresa, aunque existen otras herramientas de soporte.

El monitoreo de las interacciones ocupa buena parte del día del profesional, que necesita comprender el problema, accionar el área responsable de la solución y, por fin, ofrecer la respuesta.

No tardes en responder un mensaje directo a través de Facebook, ya que puede convertirse rápidamente en una evaluación de una estrella, exigiendo un esfuerzo de resolución aún mayor.

Posts o publicaciones

Puedes utilizar directamente las redes sociales o utilizar herramientas para programar, pero el hecho es que vas a tener que publicar. El qué y cuándo publicar depende mucho de la estrategia adoptada, pero es necesario tener una rutina de horarios.

Lo ideal es alinear un cronograma con el equipo de creación (si existe), para que el profesional pueda separar una rango de horarios específicamente para esa actividad. De esta forma, puede concentrarse en la elaboración del copy para cada una de las redes.

Recuerda siempre seguir la “voz” de la empresa, no dejando su propio humor influenciar en los posts.

Producir contenido

Se requiere cada vez más del profesional del social media la capacidad de producir contenido especializado. Cada una de las redes tiene formatos que funcionan mejor – los vídeos en Facebook, los GIFs en Twitter y Stories en Instagram, son algunos ejemplos.

En general, esta es una función que demanda más tiempo y planificación, además de integración con otras áreas del marketing.

Nada impide que tú mismo lo hagas, con herramientas como Canva, siempre que respetes la identidad visual de la empresa y las buenas prácticas de design.

Curadoría de contenido

Este trabajo es especialmente útil al inicio de las acciones en las redes sociales y en las empresas con menos recursos.

Es importante mantener una constancia en las entradas, pero muchas veces no es posible producir contenido en casa para eso.

La salida es ofrecer producciones de terceros que son relevantes para tu público. Esto ayuda, incluso, a construir relaciones con otras empresas, pudiendo llevar a asociaciones futuras en co-marketing, por ejemplo.

Análisis

Las propias redes sociales ofrecen hoy herramientas de análisis que facilitan la vida del social media.

Además, el uso de UTMs específicos permite separar el tráfico generado por cada una de las redes en Google Analytics.

Las evaluaciones deben ser diarias – para identificar los posts que han resultado bien o demasiado mal – y semanales/mensuales, para comparar el compromiso en períodos similares.

El análisis es fundamental para basar la planificación y la definición de estrategias de cada canal.

Estrategia y planificación

Crear una estrategia y una planificación para redes sociales no sólo es esencial para que la empresa tenga un posicionamiento consistente en ese medio, sino que también ayuda al profesional de redes sociales a organizar su propio trabajo.

Por lo tanto, este deberá mantener una estrategia y planificación diferente para cada red social, así como ajustarse al principal objetivo de la empresa en las redes sociales, bien sea divulgar la marca, servir de canal de comunicación con los clientes, crear una comunidad de fans, generar Leads, educar por medio de la divulgación de contenido, vender, etc.

Adicionalmente, es necesario que el profesional cree también un calendario de gestión de contenido y publicaciones, para controlar las publicaciones y mantenerlas siempre alineadas a los objetivos de la empresa en las redes sociales.


Por David

Deja una respuesta