La base mínima de cotización de los autónomos es de 944,35 euros y la base máxima es de 4.070 euros.

Hasta 2020 se podía elegir la base de cotización, pero ya va a quedar la cuota del autónomos de acuerdo a los ingresos.

Los declarantes cuyos rendimientos económicos anuales superen los 70.000 euros brutos, pasarían a cotizar por una base de cotización mínima de 1839,64 euros (sería el doble). La base de cotización mínima para los autónomos en los que los rendimientos de trabajo no excedan los 40.000 euros será de 919,80 euros,

La base de cotización mensual de quienes ganen menos de 12.000 euros al año sería 893 euros y la cotización efectiva sería de 50% de la base mínima.

Para ingresos entre 12.000 y 18.000 euros, la base de cotización mensual sería también 893 euros pero se cotizaría por el 75% de la base mínima.

También lo sería para quienes ingresen entre 18.000 y 24.000 euros, pero ellos cotizarían por el 100%.

Entre 24.000 y 30.000 euros anuales la base de cotización mensual sería de 2.053 euros y cotizarían por el 230% de la base mínima.

Entre 30.000 y 36.000, la base de cotización se fija en 2.679 y se cotiza un 350% sobre la base mínima.

Entre 36.000 y 48.000 euros, la base de cotización sería de 3.125 euros y un 350% sobre la base mínima.

Finalmente, para los autónomos que ganen más de 48.000 euros la base de cotización sería de 3.751 y se les aplicaría la base máxima de cotización.

A la base de cotización se la aplica el 30%, y el resultado es la cuota que se paga mensualmente.


 

Por David

Deja una respuesta