Alquiler entre particulares

Es uno de los más exitosos hasta el momento, ya que cuenta con grandes ofertas y un amplio número de variedad de modelos. Un ejemplo de empresa de este tipo es Amovens. El proceso es el siguiente:

– Los propietarios publican sus coches para alquilar en la web de Amovens, donde cada uno decide el precio y la disponibilidad de su vehículo, además de añadir algunas imágenes representativas

– Los arrendatarios reservan el coche que ellos quieren y realizan el pago online y, una vez que el propietario confirma la solicitud, el que alquila el automóvil recibe la dirección y las instrucciones de recogida

– La entrega del coche: se dan las llaves y ambos comprueban la ficha de alquiler (se comprueba el permiso de conducción y el estado del vehículo)

– Devolución del coche: siempre lleno de carburante y nuevamente se comprueban las condiciones del modelo

La empresa ha declarado que «es un proceso similar pero a la vez muy diferente al tradicional», porque «nosotros somos una comunidad y siempre va a haber interacción humana«. Con esta opción, los propietarios de un vehículo, que a veces está inutilizado, pueden obtener ganancias de hasta 3.000 euros al año.


 

Por David

Deja una respuesta